Arroz con leche

Arroz con leche se quiere casar…

Así dice una canción infantil que todos recordamos, quien sabe si su autor estaba enamorado de una viudita de la capital, como cuenta la letra y quería ofrecer el manjar a su enamorada.

Lo cierto es que se convirtió en una de las delicias más demandadas entre los postres tradicionales cubanos, después de los buñuelos y el flan.

A mis abuelas Teresa (nacida en España) y Modesta (Pinar del Río) les gustaba mimar a sus nietos con este dulce tan nutritivo, que se puede disfrutar acabado de hacer caliente o frío, como postre o merienda entre comidas.

Esta es una versión más espesa del arroz con leche tradicional. Pero estoy segura de que esta receta hará sonreír a los que confeccionen esta exquisitez.

Un simpático equívoco me sucedió una vez, relacionado con el arroz con leche. Conociendo el gusto mío por ese dulce, una pariente de provincia, de visita en casa, me dijo que me haría ese plato.

Cuál no sería mi sorpresa cuando me muestra un pozuelo con arroz nadando en leche endulzada. Pasada la sorpresa inicial, le dije decepcionada que ese no era el postre que me hacían mi mama y abuelas.

 

Arroz con leche de las abuelas

 

Ingredientes

 

  • 3/4 taza de arroz, preferiblemente de grano corto (Valencis)
  • 2 tazas de agua
  • Cáscara de un limón cortada en tiritas
  • 2 palitos de canela en rama
  • 1 lata (12 onzas) de leche evaporada
  • 1 lata (14 onzas) de leche condensada azucarada
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/4 cucharadita de sal

 

Preparación

 

En una olla a fuego de mediano a mediano alto, hierva el arroz, el agua, la cáscara de limón y los palitos; luego baje a fuego bajo y tape. Cocine a fuego lento durante 10 minutos, o hasta que el arroz esté tierno.

Una vez que el arroz esté tierno, retire la cáscara de limón con una cuchara.

A fuego lento, agregue a la misma olla, gradualmente, la leche evaporada y la leche condensada endulzada, revolviendo constantemente para evitar que el arroz se pegue.

Agregue la sal y el extracto de vainilla, revolviendo constantemente y continúe durante unos 7 a 10 minutos, hasta que la mezcla espese y obtenga la consistencia deseada.

Retire del fuego y deja enfriar antes de colocar en el refrigerador tapado.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.